Quienes Somos

Naturaleza

Respeto e integración, simbiosis entre nuestros viñedos y el medio natural que les rodea.

Los abundantes pinares y encinas que rodean nuestras viñas suavizan los calores estivales, dando lugar a maduraciones óptimas y a un fruto muy equilibrado.

Los suelos calcáreo-arcillosos, con formaciones superficiales de arenas y cantos resultan óptimos para retener la máxima cantidad de agua, elemento fundamental en unas tierras de escasas precipitaciones.

Frío en invierno y calor en verano, circunstancias extremas de un clima que da lugar a una uva de excelente calidad.